¿Cómo reconocer cuando es una broma o una indirecta?




Entramos en un tema que a muchos les quita el sueño. Escuchar comentarios de amigos, conocidos, del crush o de la familia y no saber si es broma o indirecta. Hoy les traigo una solución.
Primero que nada se debe tener una buena definición de qué es una broma, qué es una indirecta y luego ir considerando por qué solemos confundir una con la otra en muchas ocasiones.
¿Qué es lo que más te confunde? ¿Cuándo te ilusionas, o cuando te ofendes? Son dos aspectos, pero del mismo lado de la moneda, porque al existir una confusión es posible que te alegres por lo que crees o te ofendas. Sea cual sea el efecto que cause el error, vamos a explicar detenidamente cómo reconocer cuando es una broma o una indirecta.
¿Qué son bromas e indirectas?
Vamos a ofrecer un par de definiciones sumamente simples:
Broma: Es una burla, engaño o mentira dicha o realizada por una o varias personas para causar un efecto cómico, tomando como víctima a un individuo o grupo social en particular, generalmente sin mala intención.
Indirecta: Idea que se intenta demostrar con comentarios o acciones sin terminar de definir de forma concreta el punto al que se quiere llegar, por vergüenza o para que no todos los presentes se percaten.
Lo interesante en el significado de indirecta es que se usa “Para que no todos los presentes se percaten” y generalmente, todos se dan cuenta menos la persona a quien va dirigida la punta.
Con esos dos significados tenemos un punto de partida. La pregunta ahora es ¿Una broma puede ser una indirecta?
Evidentemente se puede bromear de una forma para dar a entender un punto. Con las bromas es posible fingir que te gusta una persona o que te cae mal, para ver su reacción en caso de que sea verdad, y es donde nace la confusión.


“¿Bromeaba que le gustaba porque en verdad le gusto? ¿O solo fue broma?” 
Esa clase de dudas son el punto de conflicto donde es difícil definir si la broma fue causada con buena intención, un comentario o acción cómica, o si existe un sentimiento real sea positivo o negativo.
Etapas de la broma que pueden diferenciar de la indirecta
En caso de ser una broma existen puntos muy importantes los cuales cierran por completo la posibilidad de que sea una indirecta. Toda esta en las etapas.
La primera etapa de una broma es improvisada, no se piensa mucho, se ve la oportunidad y se toma.Cuando alguien va a realizar una indirecta titubea un poco más antes de hacerlo porque espera una respuesta positiva de su indirecta disfrazada de broma, mientras que si es solo una broma, solo se esperan risas, y se realiza sin tanto miedo.
En la segunda etapa encontramos lo que podemos llamar “pausa del público”. En el teatro se le llama así a la pausa para recibir aplausos o abucheos. Cuando es una broma se observan detenidamente las reacciones generales de todas las personas a ver si les dio risa lo que se dijo. En caso de ser una indirecta, la mirada se sostiene en los ojos de la persona o en otro caso, evitará al máximo el contacto visual por verguenza.
Al cerrar el momento, después de la acción y la pausa del público, una persona que realizó una simple broma continuará con la actividad que está realizando, hará otra broma o simplemente se retira del lugar si la broma no fue aceptada. En caso de ser una indirecta solo existen dos reacciones. O se queda lo más cercano posible de la persona a quien se le realizó la indirecta esperando una reacción extra, o se aleja pero manteniendo una distancia en la cual aún exista contacto visual con la persona a quien se le envió la indirecta.
¿Por qué confundimos una broma con una indirecta?
En esta oportunidad es preciso aclarar lo siguiente: la persona que estaba bromeando no es culpable de lo que los demás crean que hizo. Dejando esto en claro, seguimos.
Pueden existir dos factores fundamentales, los sentimientos de la persona que malinterpretó la broma o el morbo de las personas que estén cerca.
Por otro lado también afecta la autoestima, donde puede que sí sea una indirecta pero crees que fue para otra persona. En este caso lo importante es considerar los hechos sin ligar las emociones.
Cuando hablamos del morbo de las personas que se encuentran cerca, se trata del deseo de los demás que tienden a malinterpretar la situación e incluso a volverla incómoda.
Cuando dos amigos de sexos opuestos están siempre unidos todos desean que se vuelvan pareja, y cualquier broma de uno hacia el otro se va a malinterpretar. El problema se genera cuando esta mala interpretación de la broma se convierte en rumor, lo cual termina afectando la misma amistad.
Para este punto, lo ideal es mantenerse con el conocimiento original “fue una broma” e ignorar toda clase de comentarios de terceros.
¿Cómo evitar malos entendidos?
Lamento informar que es algo básicamente imposible. El malentendido no surge por el comentario sino por la madurez de las personas que lo escuchan.
Si son los demás los que quieren mal interpretar, quien lo dice no puede evitar que suceda, pero existe una forma de reducir la cantidad de comentarios interpretados erróneamente.
Primero es mantener una vida trasparente, entre más secretos poseas das más oportunidad a que te mal interpreten.
El segundo es rodearte de gente madura, los rumores y malos entendidos son acciones infantiles que solo causan daño.
Y el tercero es que cuando sientas algo por alguien, sea aprecio u odio, no esperes la oportunidad para lanzar indirectas, no uses bromas, primero dile la verdad, se sincero y luego si quieres lanza indirectas para que todo quede más claro.
Espero que les sea de utilidad. Gracias por leerlo hasta el final.