Whatsapp enciende la alarma de los ataques cibernéticos en 2019


Es inimaginable la responsabilidad que debe tener el equipo que día a día desarrolla y lleva a cabo el funcionamiento de una aplicación tan grande, y usada a nivel global como lo es Whatsapp, siendo la aplicación del mensajería más popular del planeta, solo en el año 2018, se enviaron 65 millones de mensajes al día, registrando también un total de 100 millones de llamadas por día y 55 millones de videollamadas. Esto solo en el año 2018, se presume que para el 2019 estas cifras hayan crecido exponencialmente; es así cómo puede hacerse una idea de lo caótico que puede hacer si tan sólo una parte de de esta información fuese violada o en el peor de los casos, expuesta de manera arbitraria.

Por esto, recientemente se activó la alarma en el equipo de Wahtsapp cuando fué víctima de un ataque cibernético, que consistía en lo que aparentaba ser una actualización de esta aplicación, este troyano se infiltró en la aplicación y tuvo acceso a la información de más de 10.000 usuarios que descargaron esta actualización, pudiendo, en cualquier momento, exponerla a través de cualquier plataforma cibernética. Los usuarios, fueron víctimas de este ataque cibernético al asumir que el troyano enviado era una actualización más en la Play Store.

Por suerte, la firma Kapersky logró detectar este troyano el cual, según dicha firma este ataque “puede transmitir en tiempo real  la actividad de un dispositivo móvil a sus atacantes” de esta manera quienes hayan realizado este cyberataque podrían tener acceso a toda la información que se esté manejando en tiempo real en cualquiera de los dispositivos que hayan descargado el troyano por equivocación al entender que el mismo era una supuesta actualización de Whatsapp. Kapersky nombró a este troyano “BRata” el cual no pudo ser detectado por Google Play, en palabras de Dmitry Bestuzhev, director del Equipo Global de Investigación y Análisis de Kaspersky Lab en América Latina “Google Play no tuvo la capacidad inmediata de detectar el malware  en este código, de modo que no solo permitió que la aplicación estuviera disponible en la tienda, sino que permaneciera arriba hasta alcanzar las más de 10 mil descargas en  equipos móviles Android".

Sin embargo, desde un punto de vista más amplio, este cyberataque es solo uno entre una cantidad casi inmensurable de unos 116.5 millones de ataques que utilizan este modo para operar y hacerse con información confidencial de todos los usuarios de telefonía de nueva generación, esto muestra un crecimiento en el número de ataques cibernéticos  el cual creció de manera exponencialmente alarmante desde los 66.4 millones de ataques registrados en el 2017, muchos de estos suman un total de 150.000 troyanos y demás contenido malicioso sobre todo en sistemas bancarios y de uso para extorsión.

Muchos de estos modos de operación, constante de hacerse de información personal de quienes descargan este “malware” disfrazado de una nueva aplicación o bien de una actualización necesaria para el funcionamiento de aplicaciones populares como Facebook, Twitter o en este caso Whatsapp, de esta manera, acceden a la información privada de estos usuarios en busca de cualquier dato o información que pueda dar pie a la extorsión, pidiendo a cambio sumas de dinero por no publicar dichos datos privados de estos usuarios. En este sentido, la firma Kapersky pone en duda el sistema detector de virus y troyanos de Google Play, poniendo en evidencia como pudieron darse estos ataques sin ser detectados por el sistema de gestión de aplicaciones para el funcionamiento Android.
Según Bestuzhev, BRata fue desarrollado en Brasil, con la intención de entrar en la información personal de los usuarios que lo descarguen, específicamente buscaban la información bancaria de estas personas, como números de cuentas bancarias, claves, entre otros datos de uso privado, antes esto se sabe"BRata es un espía en tu bolsillo. Puede robar tus correos electrónicos, mensajes, ubicación, historial de navegación, contenido en tu portapapeles, activar la cámara y  micrófono, todo para controlar de manera remota el dispositivo móvil y observar en tiempo real a la víctima", según lo señalado por Bestuzhev.

BRata, es solo la punta del iceberg, Kapersky a levantado un informe donde especifica todas las amenazas que reciben los usuarios de teléfonos de última generación, y muestra cifras que especifican, por ejemplo, que los usuarios de estos teléfonos fueron víctimas de 6 intentos de ataques de este tipo por minuto, esto, por mencionar solo uno de los males que afectan la comunidad de usuarios, a su vez, se sabe que por tan solo 700$ cualquier persona puede adquirir este tipo de sistemas para infiltrarse en cualquier dispositivo y acceder a información personal. Whatsapp es la aplicación que ha sonado la alarma en este tipo de ataques cibernéticos, debido a que se comparte información de tipo más personal entre los usuarios.